Pages Navigation Menu

La música hace más lentas y uniformes las ondas cerebrales

La música hace más lentas y uniformes las ondas cerebrales

Se ha demostrado una y otra vez que la música y los sonidos autogenerados pueden modificar las ondas cerebrales. La conciencia normal consiste en ondas beta, que vibran entre 14 y 20 hertzios. Las ondas beta se producen cuando estamos concentrados en las actividades diarias del mundo externo, y

también cuando experimentamos emociones negativas fuertes. La calma y la
mayor percepción o conciencia se caracterizan por ondas alfa, cuyo ciclo de
frecuencia va de 8 a 13 hertzios. Los periodos de máxima creatividad,
meditación y sueño se caracterizan por ondas theta, que oscilan entre 4 y 7
hertzios; el sueño profundo, la meditación profunda y el estado de
inconsciencia producen ondas delta, que vibran entre 0,5 y 3 hertzios. Cuanto
más lentas son las ondas cerebrales, más relajados, satisfechos y en paz nos
sentimos.

A semejanza de la meditación, el yoga, el biofeedback y otras prácticas desti-
nadas a unificar mente y cuerpo, la música con un ritmo de unas 60 unidades
de tiempo o «pulsos» por minuto, como ciertas músicas barrocas, de la Nueva
Era y ambientales, puede cambiar el estado de conciencia acercándolo a la
gama de ondas beta, mejorando la focalización de la atención y el bienestar
general. El toque de tambores chamánico puede transportar al oyente a la ga-
ma de ondas cerebrales theta, introduciéndolo en estados alterados de con-
ciencia e incluso tal vez la percepción de otras dimensiones.

Poner música en casa, en la oficina o en la escuela puede servir para gene-
rar un equilibrio dinámico entre el hemisferio cerebral izquierdo, más lógico,
y el hemisferio derecho, más intuitivo, interrelación que se cree es el funda-
mento de la creatividad.

Si está soñando despierto o se encuentra en un estado emocional que le
hace difícil concentrarse, poner una música de fondo de Mozart o barroca du-
rante unos diez o quince minutos le puede servir para restablecer la per-
cepción consciente y aumentar la organización mental.

Por otra parte, si está de humor muy analítico y le resulta difícil improvi-
sar, una música romántica, de jazz o de la Nueva Era puede producirle el e-
fecto contrario, haciendo pasar la percepción desde el hemisferio izquierdo al
derecho, «soltándolo».

La intérprete y compositora Kay Gardner cuenta una experiencia que tuvo
cuando cuidaba a su padre, que estaba en fases avanzadas de las enferme-
dades de Alzheimer y de Parkinson. Mientras escuchaba la pieza «Cristal
Meditations», de mi álbum Essence, que compuse para piano y sintetizador,
descubrió que la música vibra a ritmos alfa y theta al mismo tiempo. Después
de ponerla, se sentó junto a su padre y trató de comunicarse con él. Era raro
que él estuviera lúcido más de veinte minutos seguidos (generalmente se
quedaba mirando fijo, como alucinado), pero pasados unos cinco minutos de
música, Kay comenzó a hablarle a su padre de su salud y de su futuro. «No sé
cómo —escribe en Sounding the Inner Landscape—, de modo casi milagroso, lo-
gramos comunicarnos durante unos diez o doce minutos. De verdad, fue
maravilloso poder tener esa conversación con él […] antes de que muriera.»
Mi música había restablecido el orden en las ondas cerebrales del padre de
Kay, aunque sólo haya sido durante un rato breve. No puedo imaginarme na-
da más gratificante para un compositor que haber hecho posible esa conver-
sación.

9 Comments

  1. HOLA STEFAN. YO TENGO MUCHA MÚSICA PUBLICADA POR TI Y SIEMPRE ES UNA BENDICIÓN VOLVER A ESCUCHARLA.
    HACE UN TIEMPO QUE NO RECIBO NOVEDADES TUYAS Y NO SE PORQUÉ, QUISIERA VOLVER A RECIBIR TUS MENSAJES. GRACIAS

    • Hola Isabel, gracias por tu interés. No te preocupes pronto vas a recibir muchas más cosas de mi parte. He necesitado un tiempo de “incubación” de los próximos proyectos y he estado un poco callado, es cierto. Es lo que tienen los procesos creativos.

  2. gracias Stefan, además de transmitir tranquilidad, nos educas en múscia, fantástico

  3. Estimado Stefan:

    Me gustaría que me contestaras a mi email si es posible….necesito lograr que un zumbido izquierdo agúdo desaparezca de mi…he probado mil técnicas…podrás con tu música lograrlo????
    Cualquier cosa que necesites saber de mi problema te lo contesto por mail…Espero tu amable respuesta,gracias desde ya

    • Contestado…Recibe un cordial saludo.

  4. Stefan como quisiera que me sucediera lo de la compositora Kay con mi Felipe….poder al menos comunicarme con él aunque fueran unos pocos segundos….no pierdo esperanza de aplicarle tu método algún día…un abrazo .

    • Mónica…si que puede ser posible lo que tu quieres. Desde el lado tuyo la idea es ir abriendo tus centros energéticos superiores, los que se encargan de la comunicación que va más allá de los limites de nuestro subconsciente. Sería bueno que le pusieras a el música de elevada vibración para que le equilibrara el aura. En definitiva lo que el tiene es un corte de comunicación con esta realidad.

  5. Perdona es que no tengo ni idea de música, académicamente hablando me refiero, ¿qué son unidades de tiempo o pulsos por minuto? suena a “un montón de notas juntas” pero eso en principio también generaría estrés ¿no?. Me gustan esas curiosidades sobre la música, bueno en general me gustan las curiosidades. ¿Podrías publicar más cuando puedas? Gracias

    • Se trata de la velocidad de la música, del llamado TEMPO (habrás oído palabras como Adagio, Andante, Allegro, Presto – habitualmente italianas). Se trata de una forma de medir y tener una referencia común del ritmo, del numero de impulsos que tiene este ritmo en una unidad de tiempo, en este caso el minuto. Algo así como tomar el pulso a un paciente. En función de la velocidad de este pulso, la expresión musical y el estado animico asociado puede ser muy diferente. Espero que se entienda mejor ahora…si no, dimelo y te lo profundizo. Gracias.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.