Pages Navigation Menu

Doctor Alfred Tomatis y Mozart

Doctor Alfred Tomatis y Mozart

Siguiendo en la linea de la curación de dolencias, veamos ahora un ilustre ejemplo de la utilización de la música de Mozart para solucionar problemas severos. Se trata del sistema del Dr. Alfred Tomatis, otorino-laringólogo , psicólogo e inventor francés, que ha desarrollado un metodo muy efectivo que ha ayudado a  más de 50.000 personas y que se utiliza ahora en más de 400 centros de todo el mundo, en su forma original. Pero desde este planteamiento madre algunos de sus discípulos han desarrollado otros sistemas que también tienen una amplia aceptación en el entorno científico y medico de todo el planeta. Para los que necesitan un enfoque más científico y riguroso de la relación entre el oído, la música y nuestro desarrollo, aquí tienen su oportunidad. Veamos un poco en que consiste:

 

Y ahora te presento un fragmento del libro «Efecto Mozart» que me parece revelador para el tema del cual hablamos.
 
<<<¿Por qué no llamar efecto Bach, efecto Beethoven o efecto Beatles a las propiedades transformadoras de la música? ¿Se trata simplemente de que Mozart se tiene en mayor estima que genios como Beethoven, Gershwin y Louis Armstrong? ¿O es que su música tiene propiedades únicas, que inducen reacciones universales que sólo ahora se prestan a medición?
.
   Tomatis se ha planteado estos mismos interrogantes. Y ha descubierto, una y otra vez, que al margen de los gustos del oyente o de haber escuchado antes al compositor, la música de Mozart invariablemente tranquiliza a sus oyentes, mejora la percepción espacial y les permite expresarse con más claridad, comunicarse con el corazón y la mente. Descubrió que la música de Mozart
lograba indiscutiblemente los mejores resultados y las reacciones más duraderas, ya fuera en Tokio, Ciudad del Cabo o la cuenca del Amazonas.
.
    Ciertamente, los ritmos, melodías y frecuencias altas de la música de Mozart estimulan y cargan las zonas creativas y motivadoras del cerebro. Pero tal vez el secreto de su grandeza está en que todos sus sonidos son muy puros y simples. Mozart no teje un deslumbrante tapiz como el gran genio matemático Bach. Tampoco levanta una marejada de emociones como el
torturado Beethoven. Su obra no tiene la desnuda llaneza del canto gregoriano, una oración tibetana o un himno evangelista. No calma el cuerpo como un buen músico folk ni lo incita a moverse frenético como una estrella del rock. Es al mismo tiempo misteriosa y accesible, y, por encima de todo, es transparente, sin artificio. Su ingenio, encanto y simplicidad nos permite
acceder a nuestra sabiduría interior más profunda. Para mí, la música de Mozart es como la grandiosa arquitectura de la India mogol: el Palacio Ámbar de Jaipur, o el Taj Mahal. Es la transparencia, los arcos, los ritmos dentro del espacio abierto lo que conmueve tan profundamente al espíritu humano.
.
    Si bien Mozart tiene afinidades con Haydn y los demás compositores de su periodo, su música «tiene un efecto, un impacto, que los demás no tienen», afirma Tomatis en su libro Pourquoi Mozart? [¿Por qué Mozart?]. «Excepción entre excepciones, tiene un poder liberador, curativo, incluso diría sanador. Su eficacia excede con mucho a la que observamos entre sus predecesores, sus contemporáneos y sus sucesores.»>>>
.
 
Aquí tenemos un primer tiempo de un concierto para violín y orquesta de Mozart, una de las obras que más ha utilizado el Dr. Tomatis para sus estudios, experimentos y curaciones. Esta es la versión original en una magnifica intrepretación:

 

Y por último, de nuevo un fragmento del mismo libro de Don Campbel:
 
 <<La palabra «música» viene de la raíz griega mousa. La mitología nos dice que las nueve musas, hermanas celestiales que rigen la canción, la poesía, las artes y las ciencias, nacieron de Zeus, el rey de los dioses, y Mnemosina, la diosa de la Memoria. Así pues, la música es hija del amor divino, cuya gracia, belleza y misteriosos poderes sanadores están íntimamente conectados con el orden celestial y la memoria de nuestro origen y destino. Cada uno a su manera, Krissy, Tomatis y Mozart, son ejemplos luminosos de cómo las musas comienzan a tejer su magia en nosotros desde el inicio mismo de nuestra vida y, como veremos en las páginas siguientes, desde nuestra entrada en el mundo y más allá.>>
.
[divider_bar]Insert Your Text Here[/divider_bar]
 
Si quieres profundizar en el tema, Aquí tienes el enlace a la página web del Dr. Tomatis, donde puedes seleccionar el idioma español y puedes encontrar mucha más información, vídeos, testimonios, centros repartidos por todo el 
mundo.
 
Como habrás entendido, mi enfoque va más allá de una mejoría de la salud física y mental-emocional. Pero en el camino para alcanzar niveles más elevados de consciencia, es imprescindible, como decía en el artículo anterior, dedicar un tiempo y una energía para erradicar los problemas de salud que nos pueden entorpecer la evolución. La información del presente artículo se inscribe en esta misma linea y apunta a este propósito concreto. Una buena salud psico-física nos abre las puertas para un desarrollo sin limites a todos los niveles.

 

53 Comments

  1. ¡Hola Stefan!:

    Una extraordinaria noticia la que nos das, el sustento científico de que la música nos cura, en eta época que la nueva religión es la ciencia (al menos eso es lo que nos hacen creer, al tomar como algo esencial ante sus descubrimientos, leyes y teorías), es reconfortante conocer una base de un doctor en otorrinolaringología, que nos explica de una manera sencilla su procedimiento, para que sintamos con más amplitud este vivencia. La música del Concierto para violín No 3, de Mozart en G mayor, nos transporta a un mundo bueno y que nos clama, además de hacernos tengamos mayor percepción y que nos fijemos en todo, por eso lo del actor francés que nos dice pudo memorizar una obra en menor tiempo y todos los testimonios van encaminados a esto. Gracias y pues n hay que confiar ciegamente en la ciencia, pero es algo real que ahora rige nuestra vida por completo en todas las ramas.

    Ramón.

  2. Buenas noches, siempre me guio por el libro El Efecto Mozart, lo compré el 22/05/2001; ha sido elmejor regalo que me dado en muchos años. Sigo con interés la página del Centro Tomatis en Valencia Venezuela. Gracias por su aporte.

  3. MUY BUEN MATERIAL SALUDOS

  4. Stefan:
    como siempre nos compartes una información muy importante, y música muy bella, gracias.
    Amparo.

  5. Gracias por esto momentos maravillosos que nos brindas y
    por la ensenanzas que trasmites. Te deseo todo el exito del mundo!
    Zenobia

    • Muchas gracias Zenobia, igulamente.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.